Adicción al Sexo

La Adicción al Sexo

 

 

En la Adicción al Sexo más importante incluso que la cantidad, es una conducta sexual irrefrenable que genera autogratificación y, especialmente, el alivio de un malestar interno.

 

La Adicción al Sexo

 

La  adicción al sexo pueden referirse tanto a una sexualidad normal (es decir, a relaciones consentidas con adultos) como a una sexualidad parafílica (por ejemplo, el exhibicionismo o la pedofilia) y pueden mostrarse en conductas como: masturbación compulsiva, búsqueda ansiosa de relaciones sucesivas con múltiples amantes, uso habitual de servicios de prostitución, consumo abusivo de teléfonos eróticos, llamadas telefónicas obscenas o recurso irrefrenable a las páginas de internet dedicadas al sexo, chats de sexo, en donde se intentan satisfacer fantasías sexuales de toda índole.

La mayoría de estos problemas de adicción al sexo llevan aparejados un abandono de las obligaciones familiares, sociales y laborales. La vida sexual se vive en secreto y con culpa.

La depresión, incluso con ideas de suicidio, está muy asociada a este tipo de conductas.

La adicción al sexo sin tratamiento podría además desencadenar en una adicción a los medicamentos y/o drogas y alcohol. Es importante que el adicto al sexo entienda que existe un tratamiento para la adicción al sexo cuyo fin es conseguir una vida sexual sana.

Deja un comentario