Las Compras compulsivas o adicción a las compras

Las Compras compulsivas o

adicción a las compras

Consecuencias

Las Compras compulsivas son un consumo, no planificado, frecuentemente excede de las posibilidades económicas del sujeto lo que conlleva consecuencias tales como:

  • Imposibilidad de hacer frente a las deudas
  • Reproches de seres queridos
  • Situación de bancarrota
  • Problemas con la justicia (hurtos, robos, estafas…)
  • Soledad
  • Divorcio
  • Deterioro de las relaciones, etc.

Los principales rasgos de esta conducta anómala son que se compra por comprar, que las compras son excesivas, que los objetos adquiridos son innecesarios y que el sujeto es consciente de ello, pero no puede refrenar el impulso. Los adictos a las compras se sienten estimulados por el puro placer de comprar, de sacar la tarjeta de crédito y de sentir la excitación de las bolsas en la mano, así como de recibir la atención de los dependientes. Hay una pérdida de aprecio por los productos una vez comprados.

En este consumo, el cual va más allá de lo que la persona había planificado,  con frecuencia se exceden las posibilidades económicas y va ligado a consecuencias tales como:

  • Imposibilidad de hacer frente a las deudas
  • Reproches de seres queridos
  • Situación de bancarrota
  • Problemas con la justicia (hurtos, robos, estafas…)
  • Soledad
  • Divorcio
  • Deterioro de las relaciones, etc.

Los rasgos caracteristicos de esta conducta anómala son el acto de comprar por comprar o Compras compulsivas, que las compras son excesivas, que los objetos adquiridos no son necesarios y que siendo el sujeto consciente de esto, no puede frenar el impulso de hacerlo. Los adictos a las compras sienten estimulación por el puro placer de comprar, de sacar las tarjeta de crédito y de sentir la excitación de las bolsas en la mano, y en ocasiones de recibir la atención de los dependientes. Una vez comprados los productos se produce una pérdida de valoración de éstos.

 

 

La conducta adictiva en Las compras compulsivas 

  • Estado de ánimo disfórico (tristeza, ira, nerviosismo)
  • Excitación ante las expectativas de comprar
  • Adquisición placentera de objetos superfluos
  • Arrepentimiento y autorreproches por el dinero gastado y por la pérdida de control repetición del ciclo para la superación del malestar.

Suele haber intentos de resistir los impulsos, pero suelen ser habitualmente fallidos, consolidándose y reforzándose esta conducta adictiva.

  • Estado de ánimo disfórico (tristeza, ira, nerviosismo)
  • Excitación ante la expectativa de comprar
  • Adquisición placentera de objetos superfluos que luego pierden el valor subjetivo.
  • Arrepentimiento y autorreproches por el dinero gastado y por la pérdida de control, llevando a una repetición del ciclo para la superación del malestar que no tiene fin.

La persona que sufre esta adicción intenta una y otra vez resistir estos impulsos, en lo cual suele fracasar, consolidándose y reforzándose esta conducta aditiva.

 

Deja un comentario