Somos lo que somos.
A veces le dedicamos tanto esfuerzo a ser lo que no somos, que perdemos la oportunidad de ser lo que somos. Tenemos una identidad para cada persona y otro para nosotros mismos. Nuestros compañeros de trabajo, vecinos, amigos y familiares todos esperan cosas diferentes de nosotros, que nos deja pensando que en realidad quienes somos. ¿Cómo podemos ser tantas persona para tanta gente?
Cada uno de nosotros somos únicos e irrepetibles. Fuimos creados con características únicas para un fin, aunque ello no siempre esté claro para nosotros. Tenemos que ser lo que realmente somos, y ser lo mejor que podamos ser.
Sólo por hoy voy a ser el mejor que yo pueda ser.